El Refugio antiaéreo Pedro José de Sant Joan d’Alacant como ejemplo de turismo alternativo para la recuperación de la Memoria Histórica en la provincia de Alicante.

Autora 1: Verónica Quiles López
Autora 2: Noemí Daniel Asensio

En la provincia de Alicante se han realizado en los últimos años numerosos trabajos de carácter científico y divulgativo sobre la recuperación de la Memoria Histórica Democrática. La capital será siempre recordada como un referente histórico de la Guerra Civil donde sistemáticamente, fue bombardeada por las fuerzas aliadas del bando nacional sin cesar durante toda la contienda. Esta táctica militar de ataque indiscriminado hacia los civiles provocó un gran impacto psicológico y un sentimiento de miedo y terror.

 A consecuencia de estos ataques la administración republicana mandó crear la Defensa Pasiva Local que organizó por todo el municipio una red de refugios antiaéreos donde se pudiesen resguardar la población, pero muchos civiles eligieron huir hacía la huerta alicantina generando el fenómeno conocido como «la columna del miedo».

Paralelamente en los municipios de Sant Joan d’Alacant y Mutxamel, muy próximos a las Playas de San Juan y Muchavista, numerosas fincas hortelanas fueron incautadas por militares y civiles de ambos bandos, unas ocupadas como guarderías y otras, como residencias para diversas personalidades. Ante este fenómeno la Concejalía de Cultura de Sant Joan d’Alacant promovió un estudio etnográfico para la recuperación de la Memoria Histórica, donde se documentó la existencia de refugios antiaéreos privados. A partir de esta información se procedió a la excavación del refugio localizado en la finca Pedro José.

Con este trabajo pretendemos revalorizar este patrimonio olvidado a través del turismo cultural o alternativo generando flujos de turistas y residentes de este municipio y con otros que conserven patrimonios relacionados con la Memoria Histórica. A pesar de que muchos de estos municipios tienen entidad suficiente para atraer este tipo de turista, sin duda la elaboración de productos culturales con una visión conjunta refuerza tanto la entidad individual como colectiva de las dimensiones del conflicto en el territorio alicantino.