La Ruta Iberos en el Bajo Aragón

La Ruta Iberos en el Bajo Aragón: balance de diez años de actuación.

Autor 1: José Antonio Benavente Serrano

La Ruta Iberos en el Bajo Aragón comenzó su andadura en el año 2004 con la elaboración de un proyecto de turismo cultural que tenía como principal objetivo la recuperación y puesta en valor de un rico patrimonio arqueológico, en buena parte olvidado y abandonado, en un territorio histórico y natural bien delimitado. El desarrollo de ese proyecto y la gestión de su patrimonio implicaban a diversas administraciones públicas, tanto en su  financiación y mantenimiento como en la toma de decisiones junto a un comité científico. Con estas premisas, un total de 22 entidades públicas (Ayuntamientos, Comarcas, grupos Leader y Diputaciones) crearon en 2007 el Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón que, desde entonces, gestiona dicha Ruta no solo como un valioso patrimonio histórico y monumental a proteger y conservar sino como un claro recurso de desarrollo sostenible en el medio rural.

La Ruta Iberos en el Bajo Aragón ofrece como principales atractivos una veintena de yacimientos arqueológicos excavados y señalizados y una red de once pequeños centros de visitantes con contenidos temáticos distintos. Pero además de estos recursos patrimoniales, y sin olvidar los programas anuales de investigación, el proyecto ha promovido y colaborado en muchas otras actividades de mayor alcance social: ferias, eventos, jornadas, recreaciones, talleres, concursos, campañas de dinamización y didáctica, accesibilidad, gastronomía, formación, artesanía, servicios, etc. Todo ello ha incidido en una progresiva concienciación de la población local sobre el valor del patrimonio arqueológico como recurso de desarrollo y ha favorecido la participación de otras entidades públicas y privadas que han puesto en marcha diversas iniciativas de gran aceptación social cuyo principal referente lo constituye la cultura ibérica.