Métodos y estudio de la pintura mural romana.

Autora 1: Carmen Guiral Pelegrín
Autora 2: Lara Íñiguez Berrozpe

La decoración parietal fue algo consustancial a la arquitectura romana y por ello resulta un recurso óptimo para conocer la historia de un edificio, pero su estudio no está exento de una problemática particular, tanto en relación con el proceso de excavación como en su posterior estudio, conservación y restauración. Desde finales del siglo pasado los arqueólogos se han concienciado de la importancia de la pintura mural como ayuda indispensable para conocer la arquitectura y la cronología de un edificio, así como detalles socioeconómicos de los habitantes del mismo. Sin embargo, advertimos que sufre todavía una atención secundaria debido a lo costoso, en tiempo y dinero, que resulta tanto su exhumación como su conservación, pero también por la falta de conocimientos existentes para aplicar en su excavación y tratamiento, una correcta metodología. Es obvio que se trata de un material arqueológico que debe tratarse con un método de trabajo muy particular y, podríamos decir, dificultoso. Por tanto, pretendemos mostrar una puesta al día de los avances metodológicos surgidos en los últimos veinte años para el estudio de la pintura mural romana, que sirva como herramienta de trabajo a los profesionales del sector (pues habitual es el hallazgo de restos pictóricos en las excavaciones de urgencia), haciendo hincapié en los progresos acontecidos en cada una de las fases de investigación, tanto en excavación como en laboratorio.